Nada como el olor de las galletas recién horneadas, ¿No creen? Las galletas de mantequilla son el acompañante perfecto para cualquier tarde tranquila en casa, para una película e incluso para cualquier tertulia entre amigos, pues son crujientes, deliciosas, adictivas y si lo tuyo son los niños, mucho mejor, ya que los hijos las aman. ¿Necesitas una receta que pueda realizarse en menos de 5 minutos? ¿Amas el café, pero nunca tienes en casa un pequeño y perfecto acompañante para degustar mientras lo bebes? ¿Quieres realizar un proyecto creativo con los pequeños de la casa? Dale la oportunidad a esta sencilla y dulce receta y no pararás de realizarla.

Ingredientes

  • 450 gramos harina de trigo
  • 140 gramos de azúcar
  • 250 gramos de mantequilla
  • 1 huevo
  • ½ cucharadita de sal
Galleta de mantequilla con forma de estrella
Las galletas son una excelente merienda en momentos tranquilos en casa, las galletas de mantequilla se caracterizan por hacerse con rapidez

Preparación

Mezcla

  1. Toma un batidor de mano o eléctrico y en un bowl coloca la mantequilla a temperatura ambiente. A medida que bates la mantequilla agrega poco a poco el azúcar y el huevo; mezclo todo hasta conseguir una crema suave y homogénea
  2. Toma un tamiz y coloca sobre él la harina y la media cucharadita de sal; espolvoréala sobre la mezcla hasta incorporarla completamente
Proceso de amasado de las galletas de mantequilla
Movimiento de las manos para el amasado: galletas de mantequilla

Amasado

  1. Ya teniendo todos los ingredientes en el bowl, mézclalos juntos hasta obtener una masa
  2. Una vez tengas la masa, busca una superficie lisa y limpia; coloca tu masa y cúbrela con un poco de harina, de esta manera evitaras que se pegue a tus dedos. Con tus manos, trabaja la masa al presionarla y plegarla hacia atrás para desarrollar mayor flexibilidad; al obtener una textura maleable, dale forma redondeada
  3. Con un cuchillo, divide la masa en dos y a estas dos nuevas masas, dale nuevamente forma redonda. Así te será mucho más fácil trabajarla
  4. Cubre tus masas con papel plástico de cocina o film transparente, y llévalas al congelador al menos por una hora

¿Ya vas a armar tus galletas?

Precaliente el horno a 180° C o 356° F y ¡ponte creativo!

  1. Busca una hoja de papel de hornear y colócala sobre una superficie lisa
  2. Sobre la hoja coloca una de tus masas y sobre ella otra hoja. Con la ayuda de un rodillo, aplana la masa; podrías aplanarla sin las hojas de papel de hornear, sin embargo, este truco asegura que tu masa no se pegue.
  3. Cuando obtengas una masa con un grosor de unos 5 milímetros, dale forma a tus galletas de mantequilla. Si tienes cortadores de galletas, utiliza tu favorito, sino puedes utilizar un cuchillo o un vaso; incluso puedes utilizar cilindros de latas recicladas (ligadas y limpias, por supuesto, la seguridad primero) o la tapa de cualquier recipiente que posea la profundidad que necesitas, y que este sea tu nuevo “ayudante” para hacer galletas. Deja que tu creatividad te guíe
  4. Ya teniéndolas listas, colócalas sobre una bandeja de hornear y llévalas al horno que tenías precalentado (con calor arriba y abajo) por unos 15 minutos
  5. Pasado ese tiempo o cuando las veas de color dorado, déjalas reposar sobre una rejilla
Galletas de mantequilla con formas

Ahora tus galletas de mantequilla ya están listas, ¡decóralas como quieras! Puedes disfrutarlas solas o agregar glaseados, chocolate, azúcar glass… sé indulgente

Taza de café con galletas en forma de corazones
Las galletas de mantequilla además de ser fáciles son muy útiles para muchos momentos, sobre todo si lo acompañamos con una muy buena taza de café

¿Prefieres ver la receta? Ve el siguiente video y ¡Disfruta!



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here