Si buscabas una tarta esponjosa y deliciosa, la has encontrado. Esta tarta es conocida como la tarta “algodón” por su textura y delicado sabor, lo que acompañado por su hermoso color dorado, se ha convertido en la adicción de muchos. Inicialmente la tarta de queso japones fue creada con sabores neutros, al poseer menos azúcar y calorías que una cheesecake común, sin embargo, su perfecta simplicidad te da la oportunidad de experimentar con los acompañantes que sacien tus antojos del momento, como unas ricas fresas frescas, un llamativo merengue o un escurridizo sirope de chocolate y caramelo

Sin mucha introducción, aquí tienes la perfecta tarta de queso japonesa:

Ingredientes para la Tarta de Queso Japones:

  • 6 huevos
  • 60 gramos de maicena
  • 60 gramos de harina de trigo
  • 250 gramos de queso crema
  • 120 gramos de azúcar blanco
  • 50 gramos mantequilla
  • 100 ml leche
  • Zumo de medio limón

Antes de comenzar, recuerda tener todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente y tus bowls y paletas, totalmente secos y limpios; luego si estarás listo para comenzar la elaboración

NOTA IMPORTANTE
Alimentos a temperatura ambiente
Para toda preparación es necesario tener los alimentos a una temperatura acorde. Es por ello la necesidad de mantenerlo en una temperatura ambiente

También te puede interesar nuestra receta: Tarta de Yogur y Chocolate Receta Casera

Preparación:

  1. Mezcla la harina con la maicena y reserva
  2. En un bowl agrega el queso crema con la mantequilla y la leche; mezcla lentamente hasta que se forme una crema uniforme.
  3. Separa las claras y las yemas de todos los huevos; las yemas por su parte, debes batirlas hasta que doblen su tamaño y agregarlas a la mezcla que hicimos en el punto 2, junto con el zumo de limón e integras nuevamente
  4. Toma la mezcla y pásala por un tamiz o colador, para asegurarte que no existan grumos. Luego también con un tamiz, agrega la mezcla de harina y maicena que habíamos reservado. Esto lo harás en forma de lluvia, dándole pequeños golpes al costado del tamiz hasta que hayas agregado completamente. Incorpora nuevamente de forma envolvente y lenta. (Un pequeño break para asegurar el horneado)

Proceso de Horneado

  1. Enciende el horno; precaliéntalo a 150°C o 302°F
  2. Busca una bandeja lo suficientemente profunda como para agregar el molde de la mezcla y realizar un baño de Maria (en la superficie del molde colocaremos 2cm de agua caliente, lo que contribuirá a la cocción uniforme y asegurará la deliciosa textura de algodón que buscamos en la tarta de queso)
  3. Preparemos nuestro molde para la tarta: El molde debe poseer un diámetro de 18 cm y una profundidad de 10cm; a este lo engrasaremos con spray desmoldante o mantequilla y cubriremos la superficie con papel para desmoldar para hacer más fácil el proceso.
Tarta de queso japones
El proceso de horneado es fundamental para la preparación de la tarta de Queso Japones, como toda receta la ideal es mantener una temperatura acorde precalentada

Te puede interesar: Prepara una deliciosa tarta de queso fría sin horno

Volvemos a la mezcla

  1. ¿Recuerdas las claras que no habíamos trabajado? las colocaremos en otro bowl para montarlas (con una mezcladora o batidor realiza movimientos rápidos, circulares y constantes hasta lograr que las claras tomen una textura cremosa); cuando hayan doblado su volumen, agregaremos el azúcar para obtener un sabroso merengue.
  2. Una vez montado el merengue, agregaremos poco a poco a la mezcla de la tarta; recuerda que debes hacerlo con lentitud, ya que así te aseguraras de no perder el volumen de la masa (evitaras que se baje la mezcla).
  3. Coloca la mezcla en el bowl que habías preparado y dale unos suaves golpes para que el aire de la mezcla salga a la superficie
  4. Coloca el molde dentro de la bandeja que contiene el agua caliente y deja que se hornee durante 60 minutos
  5. Una vez pasado el tiempo, déjala reposar sobre una rejilla

La Tarta de queso japones es muy versátil, por lo que puedes decorarla con lo que desees, desde mermeladas hasta cremas y frutas, sin embargo, es tan deliciosa que podrías simplemente decorarla con un poco de azúcar glass o azúcar pulverizada y lograrías un look totalmente elegante (te recomiendo plantillas para que asegures formas y delineados o símbolos perfectos)

Puedes observar la receta aquí:

¡Ahora solo te queda disfrutar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here