recetas con pollo

Es cierto que la comida japonesa es cada vez más popular fuera de su país originario. La increíble variedad de recetas de comida que provienen de ese país se han vuelto muy famosas en todo el mundo, gracias a su particular sabor e innovadora preparación.

Brindan una excelente alternativa para destacar nuestro menú y cautivar el paladar de todos los comensales.

Pollo a la japonesa
La comida japonesa es conocida a nivel mundial por su bajo nivel de grasa.

La exótica receta de pollo a la japonesa, puede ser una exquisita opción para dejar atónitos a tus invitados, ya sea que tengas un restaurante o que simplemente seas fanático de la cocina, puedes cocinarlo para un almuerzo y acompañarlo de un buen vino.

El pollo es noble en propiedades y nutrientes que benefician directamente al organismo. Suma varios niveles de proteínas y lo mejor es que es bajo en grasas, reduciendo en gran parte las calorías.

Para el sistema gástrico es fácil de digerir, ya que el tejido es más rápido de desintegrar, que otras proteínas como la carne roja. Es un contenedor de vitamina A, ayudando a mantener la salud visual de las personas.

Así mismo la comida japonesa forma varios de los platos más sanos del planeta. Puede incluir una amplia variedad de verduras, arroz y huevos. Proporcionándote una dieta equilibrada que favorecen tu calidad de vida.

La mayoría de las comidas japonesas incluyen una preparación al vapor, no es necesario utilizar grandes cantidades de aceite, ni perderás las propiedades de los alimentos debido al calor y al fuego.

Ingredientes para la preparación

  • 500 gramos de pollo troceado
  • 200 gramos de arroz
  • 3 Zanahorias
  • 1 brócoli
  • 1 cebolla
  • 100 gramos de fiambre de pavo en tacos
  • 70 gramos de guisantes cocidos.

Para la preparación de la salsa

  • 1 vaso de salsa de soja
  • 1 vaso de agua
  • 1/3 taza de azúcar morena
  • 4 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de harina de maíz
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • ½ cucharada de jengibre en polvo

Para preparar la salsa solo es necesario mezclar todos los ingredientes, de manera que formen un contextura lo suficientemente uniforme.

¿Cómo es la preparación del pollo a la Japonesa?

  1. Lo primero que deberás hacer es diluir harina de maíz en 4 cucharadas de agua, removiendo de manera lenta para mezclarla bien.
  2. Tomas una olla grande y en ella agregas todos los ingredientes de la salsa, a ello le incluirás la harina de maíz diluida en agua. Se cocina a fuego alto hasta mezclar bien todo.
  3. En un sartén salteas el pollo a fuego alto, al estar listo lo añades a la salsa y se deja macerar en ella.
  4. Salteas también el pavo hasta que se vuelva dorado. Lo reservas.
  5.  En la misma sartén colocas las verduras, cortas la cebolla estilo juliana y las zanahorias en pequeños dados, se dejan con aceite.
  6. Luego de unos minutos, se corta el brócoli en pequeñas ramas y se añade junto a los demás vegetales.
  7. Cocinar a fuego lento hasta que estén bien cocinadas, incluyes los guisantes cocidos, aderezos y luego lo dejas reposar.
  8. Se cocina el arroz en agua con sal, cuando esté listo lo sumas al sartén de las verduras mezclando minuciosamente para luego agregar el pollo macerado.
  9. Puedes reservar la salsa que quede.
Receta de pollo
En la comida japonesa abundan los ingredientes frescos que generalmente tienen absorción lenta

Este tipo de receta de pollo a la japonesa puede convertirse en el plato principal para una reunión importante, ya sea con amigos o familiares, así que si quieres preparar algo exótico, innovador y delicioso, esta receta puede ser tu punto a favor.

Consejos para eliminar el mal olor del pollo

Para deshacerte del fuerte olor del pollo solo debes seguir los pasos de este fantástico truco de cocina.

  • Lava el pollo con agua fría y luego con agua caliente.
  • Deja el pollo reposar en el agua caliente y añade una gótica de vinagre blanco.
  • El secreto es lavar el pollo con sal gruesa, solo que tienes que hacerlo rápidamente para que el pollo no llegue a absorber la sal.

También puedes frotar un limón, preferiblemente uno verde y luego enjuagar el pollo con abundante agua. De esta forma podrás eliminar el molesto olor que muchas veces es desagradable para algunas personas.

¡Si te ha gustado esta receta, no dejes de compartirla en tus redes sociales!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here