Salsa de tomate
La salsa de tomate casera es una opción más saludable para consumir.

La salsa de tomate hecha en casa es una receta fantástica, deliciosa y muy versátil, ya que le puedes agregar las verduras o especias de tu agrado y hasta la puedes hacer picante. Definitivamente una vez que aprendes a preparar salsa de tomate casera no hay vuelta atrás.

Sabemos que la salsa de tomate se puede incorporar en muchísimas recetas, así como una pasta boloña, una pizza o unas albóndigas, por eso creemos que es de vital importancia para la cocina de tu hogar que siempre tengas salsa de tomate ya lista para usar.

Una receta que definitivamente debes probar y a la que puedes añadir un poco de esta salsa son Los Espaguetis Carbonara.

Es súper económica de preparar y la puedes guardar envasada y congelada durante muchísimo tiempo, por eso es buenísimo hacer una gran cantidad y almacenar para que siempre tengas disponible.

Aunque tiene un tiempo de cocción un poco prolongado, vale la pena que hagas diferentes tipos de salsa de tomate con las variaciones e ingredientes de tu agrado para así ahorrar tiempo a futuro.

Debes tener en cuenta la calidad de los tomates a utilizar ya que de esto dependerá el resultado final de tu salsa de tomate natural.

Ingredientes para hacer salsa de tomate casera:

Para preparar 1 kilo de salsa de tomate natural necesitarás:

  • 2 kilos de tomates.
  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 pimentón verde.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva.
  • 1 cucharada de pimentón dulce.
  • Especias de tu agrado, pueden ser: tomillo, romero, orégano…
  • Opcional: el picante o verdura de tu preferencia.

Consejo: ten en cuenta que necesitarás una cazuela bastante amplia y honda para poder hacer esta salsa de tomate ya que salpicara un poco y no querrás ensuciar tanto.

Recuerda lavar bien los tomates y secarlos con un paño de cocina limpio.

Te recomendamos realizar en casa nuestra receta de Hummus o Crema de garbanzos, ¡La amarás!

¿Cómo hacer salsa de tomate natural?

  • Corta la cebolla en cuadritos pequeños, tritura los ajos y corta el pimentón verde.
  • En una olla alta añade un chorrito de aceite de oliva, cuando este caliente incorpora la cebolla, los ajos triturados y el pimentón. Agrégale sal y pimienta. Cocina durante aproximadamente 10 min o hasta que la cebolla se haya caramelizado, recuerda remover constantemente.
  • Coloca los tomates en una olla con agua hirviendo por aproximadamente 1 o 2 minutos. Pasado este tiempo los sacas, escurres y pelas los tomates.
Los tomates deben quedar pelados, así como en la imagen.
  • Cuando la cebolla de la preparación anterior esté blanda y transparente, añades los tomates y los dejas cocinándose ahí por 20 min.
  • Pasado ese tiempo, añades la cucharada de pimentón dulce y la cucharada de azúcar, esto es para eliminar la acidez del tomate. En este momento también puedes agregar la especia o combinación de especias de tu agrado.
  • Remueves la preparación para integrar los ingredientes y tapas para que se cocine por alrededor de 1 hora. No es necesario remover mucho, pero si hazlo cada vez que lo recuerdes.
  • Cuando haya pasado el tiempo y la salsa haya espesado y reducido, verificas la sazón de la sal, si hace falta añades y remueves. Si está con la consistencia deseada apagas y retiras del fuego.

¡Listo! Una deliciosa salsa de tomate hecha por ti mismo en tu hogar para acompañar tus platos preferidos.

salsa de tomate natural
Los tomates deben quedar pelados, así como en la imagen.

Si no deseas encontrar trocitos de tomate o cebolla, puedes triturar todo en la licuadora, con un triturador o lo puedes pasar por un colador fino, sino la puedes dejar así tal cual como está.

Sabías que la salsa de tomate casera…

  1. Al ser hecha naturalmente es mucho más saludable que cualquier salsa de tomate comercial.
  • El acabado final de la salsa de tomate dependerá del uso que vayas a darle.
  • La piel del tomate es retirada porque esta suele ser muy amarga.
  • El tomate a escoger dependerá de la temporada del año en la que te encuentres. Si es invierno recomendamos usar tomates en conserva comprados en el market.

Trucos para realizar una deliciosa salsa de tomate:

  • Puedes añadirle dulzura a la salsa a través de miel o melaza para hacerla aún más saludable.
  • Puedes añadirle una cucharada de pasta de tomate concentrada para potenciar aún más el color rojo de la salsa y que quede bien llamativa como cualquiera comercial.
  • Cuando la hayas congelado y la quieras utilizar, procura hacerlo una noche antes, lo único que deberás hacer es bajarla del congelador hacia la parte menos fría de la nevera.
  • Al sofrito puedes añadirle zanahoria, puerro o la hortaliza de tu preferencia, ya verás que quedará genial con los sabores que más te gusten.

Esperamos que esta receta te sirva para que elabores esa deliciosa salsa de tomate que tanto has querido hacer para acompañar tus comidas favoritas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here